postre menta brownie

18 DICIEMBRE
Numar
Rinde
4 porciones
Calificación
Promedio: 5 (1 voto)
Chef
no indicado
IMPRIMIR
Compartir

Los ingredientes

Para la capa de Brownie: 10 oz de NUMAR cortada en cubitos 2 1/2 tazas de azúcar 1 3/4 tazas de cacao en polvo 1 cucharadita de sal 1 cucharadita de extracto de vainilla 1/2 cucharadita extracto de la hierbabuena 4 huevos 1 taza de harina Para hacer la capa de menta chocolate: 12 oz chips de chocolate blanco picado 2 tazas de crema dulce 2 1/2 cucharadita (1 paquete) de gelatina sin sabor en polvo 2 cucharadas de agua fría 3/4 cucharadita de extracto de menta Colorante verde y amarillo al gusto 1/2 taza de chocolate semi-dulce finamente picado Para hacer la cobertura de chocolate: 4 oz de chocolate semi-dulce finamente picado 1/2 taza de crema dulce

La preparación

Para hacer la capa de Brownie: Precalientá el horno a 350 F. Forrá un molde rectangular con papel de aluminio, de modo que se extienda hacia arriba y por los lados, y rociá el papel con aceite en aerosol para cocinar. Colocá la NUMAR, el azúcar, el cacao en polvo y la sal en una cacerola grande sobre fuego medio-bajo. Calentá la mezcla, revolviendo con frecuencia, hasta que la NUMAR se derrita, el azúcar en polvo y el cacao se disuelvan y la mezcla esté bastante caliente. Retirá del fuego y dejá enfriar hasta que esté tibia la mezcla, no debería quemar al tacto. Agregá el extracto de vainilla y el extracto de menta. Añadí los huevos uno a la vez, batiendo bien después de cada adición. A medida que agregás los huevos, la mezcla pasará de ser granulada y separada a tener una brillante textura, suave y satinada. Por último, añadí la harina y mezclá suavemente hasta que no queden rastros de harina. Colocá la mezcla en el molde preparado y horneá a 350 F durante 25-28 minutos, hasta que un palillo en el centro salga limpio. Poné los brownies a enfriar completamente sobre una rejilla. Para hacer la capa de menta chocolate: Combiná los trozos de chocolate, 3/4 taza de crema dulce y la sal en un recipiente apto para microondas. Calentá en el microondas durante 30 segundos, revolvé cada 30 segundos, hasta que el chocolate se derrita y la mezcla esté suave. Vertí en un tazón grande y dejá enfriar a temperatura ambiente, agitando de vez en cuando. Mientras esperás a que la mezcla de chocolate blanco se enfríe, prepará la gelatina. Mezclá la gelatina y el agua fría en un tazón pequeño y dejala a un lado para dejar que la gelatina absorba el agua. Cuando el chocolate esté a temperatura ambiente, meté al microondas el plato de gelatina durante 15 segundos, hasta que se disuelva. Batí la gelatina derretida junto con el chocolate. Agregá el extracto de menta y unas gotas de colorante verde y una de color amarillo. Debés agregarle más gotitas de colorante ya sea amarillo o verde para que ese sea el color que más se vea, ya que se aclarará a medida que agregás la crema batida en el siguiente paso. Batí el resto de 1 1/4 tazas de crema dulce a punto de nieve firme. Mezclá la mitad de la crema batida en el chocolate, y una vez que se ha incorporado, agregá con cuidado en la crema batida restante. Agregá el chocolate picado finamente, y revolvé hasta que esté mezclado. Colocá mousse sobre el brownie enfriado, y extendelo en una capa uniforme. Refrigerá durante 30 minutos antes de añadir el glaseado de chocolate. Para hacer la cobertura de chocolate: Colocá los trozos de chocolate en un tazón pequeño, y colocá la crema dulce en una olla pequeña a fuego medio. Llevá la crema a fuego lento, y cuando esté a punto de hervir, verté la crema caliente sobre el chocolate picado y dejá que repose durante un minuto para ablandar el chocolate. Batí suavemente hasta que el chocolate se derrita y se vea con textura brillante y lisa. Verté el glaseado sobre la capa de mousse y extendela en una capa fina y uniforme. Refrigerá la bandeja de brownies para establecer el mousse y cortar completamente, por lo menos durante 3 horas. Una vez que se vea estable, quitá el postre del molde, para esto es preferible que el molde sea desmontable. Cortá en pequeños cuadrados o rectángulos y colocáa encima decoración de botonetas si tenés a la mano. Podés guardarlo en un recipiente hermético en el refrigerador.

Recetas Relacionadas

POSTRE MENTA BROWNIE

Ingredientes

Para la capa de Brownie: 10 oz de NUMAR cortada en cubitos 2 1/2 tazas de azúcar 1 3/4 tazas de cacao en polvo 1 cucharadita de sal 1 cucharadita de extracto de vainilla 1/2 cucharadita extracto de la hierbabuena 4 huevos 1 taza de harina Para hacer la capa de menta chocolate: 12 oz chips de chocolate blanco picado 2 tazas de crema dulce 2 1/2 cucharadita (1 paquete) de gelatina sin sabor en polvo 2 cucharadas de agua fría 3/4 cucharadita de extracto de menta Colorante verde y amarillo al gusto 1/2 taza de chocolate semi-dulce finamente picado Para hacer la cobertura de chocolate: 4 oz de chocolate semi-dulce finamente picado 1/2 taza de crema dulce

Preparación

Para hacer la capa de Brownie: Precalientá el horno a 350 F. Forrá un molde rectangular con papel de aluminio, de modo que se extienda hacia arriba y por los lados, y rociá el papel con aceite en aerosol para cocinar. Colocá la NUMAR, el azúcar, el cacao en polvo y la sal en una cacerola grande sobre fuego medio-bajo. Calentá la mezcla, revolviendo con frecuencia, hasta que la NUMAR se derrita, el azúcar en polvo y el cacao se disuelvan y la mezcla esté bastante caliente. Retirá del fuego y dejá enfriar hasta que esté tibia la mezcla, no debería quemar al tacto. Agregá el extracto de vainilla y el extracto de menta. Añadí los huevos uno a la vez, batiendo bien después de cada adición. A medida que agregás los huevos, la mezcla pasará de ser granulada y separada a tener una brillante textura, suave y satinada. Por último, añadí la harina y mezclá suavemente hasta que no queden rastros de harina. Colocá la mezcla en el molde preparado y horneá a 350 F durante 25-28 minutos, hasta que un palillo en el centro salga limpio. Poné los brownies a enfriar completamente sobre una rejilla. Para hacer la capa de menta chocolate: Combiná los trozos de chocolate, 3/4 taza de crema dulce y la sal en un recipiente apto para microondas. Calentá en el microondas durante 30 segundos, revolvé cada 30 segundos, hasta que el chocolate se derrita y la mezcla esté suave. Vertí en un tazón grande y dejá enfriar a temperatura ambiente, agitando de vez en cuando. Mientras esperás a que la mezcla de chocolate blanco se enfríe, prepará la gelatina. Mezclá la gelatina y el agua fría en un tazón pequeño y dejala a un lado para dejar que la gelatina absorba el agua. Cuando el chocolate esté a temperatura ambiente, meté al microondas el plato de gelatina durante 15 segundos, hasta que se disuelva. Batí la gelatina derretida junto con el chocolate. Agregá el extracto de menta y unas gotas de colorante verde y una de color amarillo. Debés agregarle más gotitas de colorante ya sea amarillo o verde para que ese sea el color que más se vea, ya que se aclarará a medida que agregás la crema batida en el siguiente paso. Batí el resto de 1 1/4 tazas de crema dulce a punto de nieve firme. Mezclá la mitad de la crema batida en el chocolate, y una vez que se ha incorporado, agregá con cuidado en la crema batida restante. Agregá el chocolate picado finamente, y revolvé hasta que esté mezclado. Colocá mousse sobre el brownie enfriado, y extendelo en una capa uniforme. Refrigerá durante 30 minutos antes de añadir el glaseado de chocolate. Para hacer la cobertura de chocolate: Colocá los trozos de chocolate en un tazón pequeño, y colocá la crema dulce en una olla pequeña a fuego medio. Llevá la crema a fuego lento, y cuando esté a punto de hervir, verté la crema caliente sobre el chocolate picado y dejá que repose durante un minuto para ablandar el chocolate. Batí suavemente hasta que el chocolate se derrita y se vea con textura brillante y lisa. Verté el glaseado sobre la capa de mousse y extendela en una capa fina y uniforme. Refrigerá la bandeja de brownies para establecer el mousse y cortar completamente, por lo menos durante 3 horas. Una vez que se vea estable, quitá el postre del molde, para esto es preferible que el molde sea desmontable. Cortá en pequeños cuadrados o rectángulos y colocáa encima decoración de botonetas si tenés a la mano. Podés guardarlo en un recipiente hermético en el refrigerador.