palitos de queso

18 DICIEMBRE
Numar
Rinde
4 porciones
Calificación
Promedio: 1 (1 voto)
Chef
no indicado
IMPRIMIR
Compartir

Los ingredientes

3 tazas de tres quesos distintos (puede ser parmesano, mozarella y cheddar) 1 cucharadita de sal 2 tazas de harina 8 cucharadas de margarina NUMAR CLÁSICA 6-7 cucharadas de agua

La preparación

Calentá el horno 220 grados C. Prepará una bandeja para el horno con margarina y papel pergamino encima. Buscá la margarina que debe estar cortada en cubitos. Tomá un bol grande y mezcla la harina y la sal y añadí la margarina y mezclá. Cuando esto esté listo añadí todos los quesos, que pueden ser del tipo que vos querás, e incluso, pueden ser 4 en vez de 3, si querés. Añadí el agua, un poco menos o un poco más para que quede una masa y también la pimienta. Probá un poco de la mezcla a ver si hace falta sal, pero los quesos suelen ser salados, así que al derretirse probablemente le añadirán más sabor. Ahora, en una mesa, lanzá harina y amasá haciendo un cilindro con ella, largo y damos forma de palitos o de otra forma que queramos, pero que sean un centímetro más o menos de ancho para que el tiempo de cocción no varíe. Ponelos en la bandeja, en varias tandas si es necesario, para que no estén muy apretados y llevalos al horno por unos 15 minutos o hasta que estén dorados. Sacalos y dejalos enfriar. Se sirven a temperatura ambiente.

Recetas Relacionadas

PALITOS DE QUESO

Ingredientes

3 tazas de tres quesos distintos (puede ser parmesano, mozarella y cheddar) 1 cucharadita de sal 2 tazas de harina 8 cucharadas de margarina NUMAR CLÁSICA 6-7 cucharadas de agua

Preparación

Calentá el horno 220 grados C. Prepará una bandeja para el horno con margarina y papel pergamino encima. Buscá la margarina que debe estar cortada en cubitos. Tomá un bol grande y mezcla la harina y la sal y añadí la margarina y mezclá. Cuando esto esté listo añadí todos los quesos, que pueden ser del tipo que vos querás, e incluso, pueden ser 4 en vez de 3, si querés. Añadí el agua, un poco menos o un poco más para que quede una masa y también la pimienta. Probá un poco de la mezcla a ver si hace falta sal, pero los quesos suelen ser salados, así que al derretirse probablemente le añadirán más sabor. Ahora, en una mesa, lanzá harina y amasá haciendo un cilindro con ella, largo y damos forma de palitos o de otra forma que queramos, pero que sean un centímetro más o menos de ancho para que el tiempo de cocción no varíe. Ponelos en la bandeja, en varias tandas si es necesario, para que no estén muy apretados y llevalos al horno por unos 15 minutos o hasta que estén dorados. Sacalos y dejalos enfriar. Se sirven a temperatura ambiente.