pan bolitas de canela

18 DICIEMBRE
Numar
Rinde
4 porciones
Calificación
Sin votos (todavía)
Chef
no indicado
IMPRIMIR
Compartir

Los ingredientes

Para el pan: 2 cucharadas de NUMAR clásica derretida 1 taza de leche tibia 1/3 taza de agua tibia 1/4 taza de azúcar morena 1 cucharada de levadura instantánea 3 1/4 de taza de harina 1 cucharadita de sal Para la cobertura de canela: 1 taza de azúcar morena 2 cucharadas de canela Vainilla partida y sin semillas (opcional) Para sumergir: 50 gramos de NUMAR clásica derretida Para el Glaseado: 1 taza de azúcar refinada 4 cucharadas de leche o crema dulce

La preparación

Engrasá generosamente con NUMAR a temperatura ambiente un molde de chiminea, reservá. Mezclá la leche, el agua, la NUMAR derretida y la levadura, y dejá de lado para que la levadura se active. Mezclá la harina y la sal en el tazón de la licuadora. Con la pala de la masa unida, iniciá la batidora a baja velocidad y añadí poco a poco la mezcla de leche, agua y NUMAR (la levadura debe ser burbujeante y la mezcla espumosa). Una vez que la masa se une, aumentá la velocidad y batí hasta que la masa se vuelva lisa, unos 5 minutos. Transferí la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y amasá con las manos hasta que la masa se ponga más suave y elástica, y se pueda unir en una bola. La masa todavía será un poco pegajosa pero se puede manejar muy fácilmente. Transferí la bola de masa a un tazón ligeramente engrasado (con NUMAR)y dejala cubierta con una toalla, por alrededor de una hora o hasta que doble su tamaño. Mientras la masa está aumentando, mezclá la canela, el azúcar y la vainilla (si tenés) en un tazón. Tené lista la NUMAR derretida para sumergir. Una vez que la masa ha subido la tenés que transferir a una superficie muy ligeramente enharinada y formar en un rectángulo. Cortá la masa en cuadrados pequeños, alrededor de 4 cm x 4 cm, o un poco más pequeños. Tomá cada cuadro y transformalo en bolita, sin amasar mucho. Sumerjí las bolas, una por una, en la NUMAR derretida, y luego hacelas rodar en el azúcar con canela. Colocá cada bolita en el molde preparado, formando capas a medida que avanzás. Tenés que obtener alrededor de dos o tres capas de bolas recubiertas. Rociá el resto de la NUMAR sobre las bolas, cubrí con un paño y dejá que las bolas crezcan hasta arriba del molde, unos 40-50 minutos. Precalentá el horno a 180C. Cuando las bolas se han hinchado, horneá durante unos 30 minutos o hasta que la capa superior esté de color marrón, y el azúcar caramelizado esté burbujeando alrededor de las costuras y los lados. Retirá, dejá que el pan se enfríe en el molde durante unos 15 minutos antes de desmoldar sobre un plato / bandeja. Prepará el glaseado mezclando el de azúcar en polvo con la leche, hasta que quede bien mezclado (si lo querés más líquido podés agregar más leche). Una vez que el pan se ha retirado del molde y que se ha enfriado, vertí el glaseado sobre la parte superior, lo que le permite escurrir por los lados.

Recetas Relacionadas

PAN BOLITAS DE CANELA

Ingredientes

Para el pan: 2 cucharadas de NUMAR clásica derretida 1 taza de leche tibia 1/3 taza de agua tibia 1/4 taza de azúcar morena 1 cucharada de levadura instantánea 3 1/4 de taza de harina 1 cucharadita de sal Para la cobertura de canela: 1 taza de azúcar morena 2 cucharadas de canela Vainilla partida y sin semillas (opcional) Para sumergir: 50 gramos de NUMAR clásica derretida Para el Glaseado: 1 taza de azúcar refinada 4 cucharadas de leche o crema dulce

Preparación

Engrasá generosamente con NUMAR a temperatura ambiente un molde de chiminea, reservá. Mezclá la leche, el agua, la NUMAR derretida y la levadura, y dejá de lado para que la levadura se active. Mezclá la harina y la sal en el tazón de la licuadora. Con la pala de la masa unida, iniciá la batidora a baja velocidad y añadí poco a poco la mezcla de leche, agua y NUMAR (la levadura debe ser burbujeante y la mezcla espumosa). Una vez que la masa se une, aumentá la velocidad y batí hasta que la masa se vuelva lisa, unos 5 minutos. Transferí la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y amasá con las manos hasta que la masa se ponga más suave y elástica, y se pueda unir en una bola. La masa todavía será un poco pegajosa pero se puede manejar muy fácilmente. Transferí la bola de masa a un tazón ligeramente engrasado (con NUMAR)y dejala cubierta con una toalla, por alrededor de una hora o hasta que doble su tamaño. Mientras la masa está aumentando, mezclá la canela, el azúcar y la vainilla (si tenés) en un tazón. Tené lista la NUMAR derretida para sumergir. Una vez que la masa ha subido la tenés que transferir a una superficie muy ligeramente enharinada y formar en un rectángulo. Cortá la masa en cuadrados pequeños, alrededor de 4 cm x 4 cm, o un poco más pequeños. Tomá cada cuadro y transformalo en bolita, sin amasar mucho. Sumerjí las bolas, una por una, en la NUMAR derretida, y luego hacelas rodar en el azúcar con canela. Colocá cada bolita en el molde preparado, formando capas a medida que avanzás. Tenés que obtener alrededor de dos o tres capas de bolas recubiertas. Rociá el resto de la NUMAR sobre las bolas, cubrí con un paño y dejá que las bolas crezcan hasta arriba del molde, unos 40-50 minutos. Precalentá el horno a 180C. Cuando las bolas se han hinchado, horneá durante unos 30 minutos o hasta que la capa superior esté de color marrón, y el azúcar caramelizado esté burbujeando alrededor de las costuras y los lados. Retirá, dejá que el pan se enfríe en el molde durante unos 15 minutos antes de desmoldar sobre un plato / bandeja. Prepará el glaseado mezclando el de azúcar en polvo con la leche, hasta que quede bien mezclado (si lo querés más líquido podés agregar más leche). Una vez que el pan se ha retirado del molde y que se ha enfriado, vertí el glaseado sobre la parte superior, lo que le permite escurrir por los lados.