queque helado de caramelo

18 DICIEMBRE
Numar
Rinde
12 porciones
Calificación
Promedio: 5 (1 voto)
Chef
no indicado
IMPRIMIR
Compartir

Los ingredientes

Para las capas del postre: 1 1/2 tazas de harina para todo uso 1 cdta. sal kosher 1/3 taza de cocoa amargo en polvo 16 cucharadas (2 barras) de NUMAR a temperatura ambiente 1/2 taza de azúcar refinada 1 cdta. extracto de vainilla 2 cuartos helado de caramelo Para la ganache de chocolate: 5 oz chocolate amargo 1/4 taza de crema dulce Una pizca de sal

La preparación

Instrucciones: Para hacer las tortas dulces, colocá la NUMAR en dos moldes redondos de 8 pulgadas y cubrilos con papel de pergamino. En una hoja de papel encerado, tamizá la harina, la sal y el polvo de cacao. Poné a un lado. En el tazón de una batidora eléctrica provista de una batidora plana, batí la mantequilla a velocidad media, aproximadamente 2 minutos, hasta que quede cremoso y suave. Añadí el azúcar refinado y seguí batiendo por unos 5 minutps, hasta que se vea esponjoso, detené el mezclador de vez en cuando para raspar los lados del tazón. Añadí la vainilla hasta que se incorpore, aproximadamente 1 minuto. Reducí la velocidad a baja, añadí poco a poco la mezcla de harina y batí hasta que se mezclen. Dividí la masa en partes iguales entre los moldes preparados. Con la punta de los dedos humedecidos, presioná la masa uniformemente en los moldes. Cubrí con papel plástico y refrigerá por lo menos 30 minutos o hasta 1 día. Precalentá el horno a 350 ° F. Horneá las tortas dulces hasta que el centro esté firme al tacto y la superficie se vea opaca y seca, de 25 a 30 minutos. Transferí los moldes a una rejilla y dejá enfriar durante 30 minutos. Pasá una pequeña espátula alrededor del borde de cada molde. Volteá el molde sobre una bandeja para hornear y golpeá suavemente el fondo del molde. Retirá el molde, retirá el pergamino y poné las tortas sobre las rejillas hasta que se enfríen por completo. Colocá las tortas dulces en el congelador durante 10 a 15 minutos. Dejá reposar el helado a temperatura ambiente hasta que esté lo suficientemente suave para untar, unos 5 minutos. Colocá 1 torta con la parte superior hacia arriba, sobre un plato plano y grande. Cubrí con la mitad del helado de caramelo, extendiéndolo casi hasta los bordes de las tortas y colocá en el congelador. Coloque el otro bizcocho, con la parte inferior hacia arriba, sobre una superficie de trabajo limpia. Cubrí con el helado de caramelo restante, repartiendolo casi hasta los bordes. Colocá la torta con el lado de helado hacia arriba en la parte superior de la otra torta que ya tenía helado (se verá 1 capa de queque, 1 capa de helado, otra capa de queque y la última de helado. Cubrí con papel plástico y colocá inmediatamente en la parte más fría del congelador durante al menos 2 horas. Para hacer la cobertura de chocolate poné el chocolate en un recipiente resistente al calor. En una olla pequeña a fuego medio-alto, poné la crema dulce y la sal a hervir. Inmediatamente verté sobre el chocolate. Usando una batidora, mezclá hasta que el chocolate se derrita y la mezcla esté suave. Dejá que se enfríe a temperatura ambiente. Con una pequeña espátula, extendé la cobertura sobre la parte superior de la torta de helado, permitiendo que el ganache se escurra por los lados. Congelar el pastel hasta que la cobertura se vea firme, unos 10 minutos. Para facilitar el corte meté un cuchillo en agua caliente, lo sacás y lo secás antes de cortar cada rebanada. Rinde de 12 a 16 porciones.

Recetas Relacionadas

QUEQUE HELADO DE CARAMELO

Ingredientes

Para las capas del postre: 1 1/2 tazas de harina para todo uso 1 cdta. sal kosher 1/3 taza de cocoa amargo en polvo 16 cucharadas (2 barras) de NUMAR a temperatura ambiente 1/2 taza de azúcar refinada 1 cdta. extracto de vainilla 2 cuartos helado de caramelo Para la ganache de chocolate: 5 oz chocolate amargo 1/4 taza de crema dulce Una pizca de sal

Preparación

Instrucciones: Para hacer las tortas dulces, colocá la NUMAR en dos moldes redondos de 8 pulgadas y cubrilos con papel de pergamino. En una hoja de papel encerado, tamizá la harina, la sal y el polvo de cacao. Poné a un lado. En el tazón de una batidora eléctrica provista de una batidora plana, batí la mantequilla a velocidad media, aproximadamente 2 minutos, hasta que quede cremoso y suave. Añadí el azúcar refinado y seguí batiendo por unos 5 minutps, hasta que se vea esponjoso, detené el mezclador de vez en cuando para raspar los lados del tazón. Añadí la vainilla hasta que se incorpore, aproximadamente 1 minuto. Reducí la velocidad a baja, añadí poco a poco la mezcla de harina y batí hasta que se mezclen. Dividí la masa en partes iguales entre los moldes preparados. Con la punta de los dedos humedecidos, presioná la masa uniformemente en los moldes. Cubrí con papel plástico y refrigerá por lo menos 30 minutos o hasta 1 día. Precalentá el horno a 350 ° F. Horneá las tortas dulces hasta que el centro esté firme al tacto y la superficie se vea opaca y seca, de 25 a 30 minutos. Transferí los moldes a una rejilla y dejá enfriar durante 30 minutos. Pasá una pequeña espátula alrededor del borde de cada molde. Volteá el molde sobre una bandeja para hornear y golpeá suavemente el fondo del molde. Retirá el molde, retirá el pergamino y poné las tortas sobre las rejillas hasta que se enfríen por completo. Colocá las tortas dulces en el congelador durante 10 a 15 minutos. Dejá reposar el helado a temperatura ambiente hasta que esté lo suficientemente suave para untar, unos 5 minutos. Colocá 1 torta con la parte superior hacia arriba, sobre un plato plano y grande. Cubrí con la mitad del helado de caramelo, extendiéndolo casi hasta los bordes de las tortas y colocá en el congelador. Coloque el otro bizcocho, con la parte inferior hacia arriba, sobre una superficie de trabajo limpia. Cubrí con el helado de caramelo restante, repartiendolo casi hasta los bordes. Colocá la torta con el lado de helado hacia arriba en la parte superior de la otra torta que ya tenía helado (se verá 1 capa de queque, 1 capa de helado, otra capa de queque y la última de helado. Cubrí con papel plástico y colocá inmediatamente en la parte más fría del congelador durante al menos 2 horas. Para hacer la cobertura de chocolate poné el chocolate en un recipiente resistente al calor. En una olla pequeña a fuego medio-alto, poné la crema dulce y la sal a hervir. Inmediatamente verté sobre el chocolate. Usando una batidora, mezclá hasta que el chocolate se derrita y la mezcla esté suave. Dejá que se enfríe a temperatura ambiente. Con una pequeña espátula, extendé la cobertura sobre la parte superior de la torta de helado, permitiendo que el ganache se escurra por los lados. Congelar el pastel hasta que la cobertura se vea firme, unos 10 minutos. Para facilitar el corte meté un cuchillo en agua caliente, lo sacás y lo secás antes de cortar cada rebanada. Rinde de 12 a 16 porciones.