quequito maravilla

18 DICIEMBRE
Numar
Rinde
4 porciones
Calificación
Sin votos (todavía)
Chef
no indicado
IMPRIMIR
Compartir

Los ingredientes

4 huevos a temperatura ambiente 1 cucharadita de vainilla 3/4 de taza de azúcar blanca 1/2 taza de NUMAR derretida 3/4 de taza de harina cernida 2 tazas de leche tibia Azúcar refinada para decorar encima

La preparación

Precalentá el horno a 325 ° F. Engrasá un molde para hornear de 8x8 pulgadas. Separá las claras de las yemas. En un tazón batí las yemas con el azúcar hasta que esté suave. Añadí la NUMAR y la vainilla y continuá batiendo durante un minuto o dos. Agregá la harina y mezclá hasta que esté totalmente incorporado. Poco a poco agregá la leche a la mezcla de harina y batí hasta que todo esté bien mezclado. Poné a un lado. En un tazón aparte, batí las claras de huevo a punto de nieve. Agregá las claras de huevo a la masa, una parte a la vez, revolviendo suavemente hasta que no queden más grumos blancos grandes (los más pequeños están bien), repetí hasta que todas las claras de huevo se han batido. Vertí la mezcla en el molde y horneá durante 40-60 minutos o hasta que la superficie esté dorada. El tiempo de cocción puede variar dependiendo del horno, entonces revisá el quequito después de 40 minutos y ve cómo se ve. Dejá que el pastel se enfríe durante al menos 3 horas (preferiblemente durante la noche en la nevera) antes de espolvorear con azúcar en polvo y rebanar. Serví y disfrutar!

Recetas Relacionadas

QUEQUITO MARAVILLA

Ingredientes

4 huevos a temperatura ambiente 1 cucharadita de vainilla 3/4 de taza de azúcar blanca 1/2 taza de NUMAR derretida 3/4 de taza de harina cernida 2 tazas de leche tibia Azúcar refinada para decorar encima

Preparación

Precalentá el horno a 325 ° F. Engrasá un molde para hornear de 8x8 pulgadas. Separá las claras de las yemas. En un tazón batí las yemas con el azúcar hasta que esté suave. Añadí la NUMAR y la vainilla y continuá batiendo durante un minuto o dos. Agregá la harina y mezclá hasta que esté totalmente incorporado. Poco a poco agregá la leche a la mezcla de harina y batí hasta que todo esté bien mezclado. Poné a un lado. En un tazón aparte, batí las claras de huevo a punto de nieve. Agregá las claras de huevo a la masa, una parte a la vez, revolviendo suavemente hasta que no queden más grumos blancos grandes (los más pequeños están bien), repetí hasta que todas las claras de huevo se han batido. Vertí la mezcla en el molde y horneá durante 40-60 minutos o hasta que la superficie esté dorada. El tiempo de cocción puede variar dependiendo del horno, entonces revisá el quequito después de 40 minutos y ve cómo se ve. Dejá que el pastel se enfríe durante al menos 3 horas (preferiblemente durante la noche en la nevera) antes de espolvorear con azúcar en polvo y rebanar. Serví y disfrutar!